Siendo fieles a nuestro propósito – Por qué me siento orgulloso que Laureate sea una Empresa B

En los últimos dos meses, ha habido diferentes momentos que me han hecho sentir aún más orgulloso de nuestro estatus como Empresa B Certificada y Corporación de Beneficio Público. A medida que nos preparamos para recertificarnos como Empresa B en 2020, me gustaría tomar un momento para reconocer nuestro lugar en este importante movimiento internacional. Si no está familiarizado con el significado de estos términos, puede leer más aquí.

En Agosto, la organización Business Roundtable, propuso una redefinición del propósito de una corporación. Business Roundtable es una organización que representa a los CEOs de la compañías líderes en EEUU, que emplean colectivamente a más de 15 millones de personas y generan más de USD$ 7 billones en ingresos anuales. Esta redefinición propone que las compañías deben enfocarse en entregar valor a los clientes, invertir en los empleados, tratar a los proveedores de manera justa y ética, apoyar a las comunidades en las que trabajamos y generar valor a largo plazo para los accionistas.

Como era de esperar, esto generó una gran discusión, particularmente en los medios que cubren el mundo de los negocios, sobre lo que puede y debe impulsar los negocios hoy y en el futuro. Personalmente, me sentí complacido de ver que esta conversación ocurriera. Durante los últimos veinte años, Laureate ha incorporado el espíritu Here for Good a nuestra forma de operar y a la promesa que hacemos a cada uno de nuestros graduados. El convertirnos en una Empresa B en 2015 fue una extensión natural de este proceso. El llamado de la Business Roundtable se alinea estrechamente con los pilares de la Certificación Empresa B, y es importante considerar la coherencia en los esfuerzos globales para mejorar la elaboración de informes, la transparencia y la rendición de cuentas del impacto que las empresas están creando en y para el mundo.

A mediados de septiembre, tuvimos la dicha de recibir a seis estudiantes de nuestra red aquí en Baltimore: Gabriella Saporiti de la Universidad del Valle de México (UVM) en la Ciudad de México, Bárbara da Camara Santos Marinho de la Universidade Potiguar (UnP) en Natal , Brasil, Lisa Angelica Mestres de la Universidad Privada del Norte (UPN) en Trujillo, Perú, Christian Cullen de AIEP, en Talca, Chile, Angelica Moncada de UNITEC en Tegucigalpa, Honduras, y João Fernandes del Centro Universitário IBMR en Río de Janeiro, Brasil. No todos nuestros colaboradores tienen la oportunidad de visitar los campus y conocer a nuestros magníficos estudiantes y docentes, por lo que estas visitas tienen siempre un impacto duradero, sirviendo como un recordatorio importante de por qué todos deberíamos sentirnos orgullosos de trabajar para Laureate. Cada estudiante compartió con nosotros su viaje personal y las formas en que están aplicando sus habilidades técnicas, conocimientos académicos y su propia pasión para crear un impacto positivo en sus comunidades. Gabriella incluso está creando su propia Empresa B, de lo cual nos sentimos increíblemente orgullosos.

Durante su estadía en los Estados Unidos, nuestros seis estudiantes también sirvieron como Estudiantes Embajadores Laureate en el B Corp Champions Retreat 2019, junto con más de 600 miembros de Empresas B de todo el mundo. Cuando pensé en la mejor manera de apoyar este evento anual y también incrementar la visibilidad de Laureate dentro de esta comunidad, no se me ocurrió  una mejor manera que enviar a nuestros estudiantes, no solo como participantes del evento, sino también como voluntarios y contribuyentes. Cuando esta comunidad de más de 600 personas se reunió en Los Ángeles, fueron recibidos en la mesa de inscripción por estos inspiradores Estudiantes Embajadores Laureate, estudiantes llenos de pasión, orgullo y compromiso de hacer una contribución positiva en el mundo. Aún seguimos recibiendo comentarios positivos sobre el impacto que nuestros estudiantes crearon durante el evento, y para aquellos que no estaban familiarizados con Laureate, no puedo pensar en una mejor primera impresión.

Finalmente, como muchos de ustedes sabrán, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas (que actualmente se desarrolla en Nueva York), corporaciones, ONGs y gobiernos se reúnen para discutir el progreso de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Este año, Empresas B, como Laureate y Ben & Jerry’s, fueron incluidas en un panel de discusión enfocado en la contribución que las Empresas B están haciendo para lograr los ODS. Si bien nuestro enfoque natural es el Objetivo 4: “Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”, por supuesto, reconocemos que sin acceso a una educación de calidad, otros objetivos, como el trabajo y el crecimiento económico, la acción climática, la innovación industrial e infraestructura, y la erradicación de la pobreza nunca se lograrán ni serán sostenibles.

Durante esta conversación, nos enorgulleció compartir que en 2018, Laureate proporcionó más de USD$ 750 millones en becas y descuentos para crear un mayor acceso a una educación superior de calidad, y que el 46% de nuestros estudiantes provienen de poblaciones tradicionalmente postergadas.

Estoy orgulloso de que, como empresa y como red, no estamos al margen de estas conversaciones. Formamos parte de estas conversaciones y, lo que es más importante, estamos creando un impacto duradero.

Desde que me uní a Laureate en 2008, sentí una conexión profunda y personal con nuestra misión. Tener la confianza de nuestros estudiantes, sus familias y las comunidades para brindar una educación que prepare a las personas para el éxito en todas las etapas de su carrera es un privilegio y una responsabilidad que tomo muy en serio.

Además de este sentido de responsabilidad personal, también tenemos una importante responsabilidad corporativa como una empresa que emplea a más de 60,000 personas en todo el mundo. Debemos asegurarnos de que la forma en que hacemos negocios cumpla con el estándar más alto, y esté al servicio de todos nuestros grupos de interés, incluyendo a los estudiantes, docentes, colaboradores y accionistas. Nuestra certificación como Empresa B nos ayuda a dar un seguimiento a esto e identificar áreas en las que podemos seguir mejorando.

Como todas las empresas del mundo, Laureate está cambiando y hay nuevos desafíos y oportunidades emergentes que requieren nuestra atención todos los días. Sin embargo, es importante tomarse un momento para recordar que el trabajo que estamos haciendo, las decisiones que estamos tomando y el impacto que estamos facilitando están relacionados con algo que es más importante que todos nosotros. Crear acceso a una educación superior de calidad no es solo la misión de nuestra empresa, es lo único que ayudará a resolver los desafíos globales más importantes de nuestro tiempo.