Perspectivas de Liderazgo Laureate – Jose Roberto Loureiro, CEO, Laureate Brasil

Este mes, José Roberto Loureiro, CEO de Laureate Brasil, comparte importantes lecciones de su viaje de liderazgo, su visión de Laureate como un movimiento que está generando cambios significativos en Brasil y en el mundo, y la importancia de poner a los estudiantes en el centro de todo hacemos.

¿Cuáles son algunos de los hitos principales de su carrera antes de Laureate?

Jose Roberto Loureiro: Empecé a trabajar desde muy joven. A los 18 años, comencé en el negocio de los seguros y en cuatro años me convertí en gerente. Al mismo tiempo, asistí a la universidad y me especialicé en administración de seguros, liderazgo estratégico e innovación, y crecimiento e inteligencia de mercado. Trabajé en seguros por más de 30 años y ocupé puestos de CEO en grandes compañías como MetLife Brasil y Citigroup. Aunque no me gradué de una institución de primer nivel y aprendí inglés hasta los 35 años, mis estudios desempeñaron un papel fundamental en mi vida. La clave de estos años fue el apoyo incondicional de mi esposa y mi familia, ya que no siempre es fácil equilibrar la vida familiar con una carrera exigente.

¿Qué le atrajo a Laureate? ¿Qué le ha mantenido comprometido a través de los años?

JR: Me atrajo el propósito definido de nuestra empresa y la nobleza del sector educativo. Me incorporé a Laureate Brasil en 2010 como Vicepresidente de Operaciones y fui promovido a CEO en 2012. Dejar atrás una exitosa carrera en el área de seguros no fue fácil, pero me sentí alentado por la importancia y el potencial de nuestra misión, dándome cuenta de cuánto un país puede cambiar a través de la educación, y las graves lagunas que existían en Brasil en esta área. Estoy profundamente comprometido con las actividades económicas que contribuyen a resolver problemas urgentes para la sociedad, y en Laureate he encontrado el entorno empresarial perfecto para lograrlo.

Las operaciones de Laureate en Brasil presentaron una maravillosa oportunidad para construir nuestro modelo y reputación y cambiar la vida de miles de estudiantes a través de la educación. Desde 2010, nuestra base de estudiantes casi se ha triplicado de casi 100,000 estudiantes a casi 300,000, fiel a nuestra misión de ampliar el acceso a la educación superior de calidad.

Hoy, el movimiento de Liderazgo Positivo es una fuerza importante en Laureate. ¿Qué significa Liderazgo Positivo para usted, su región y nuestra red en general?

JR: El movimiento de Liderazgo Positivo es una herramienta poderosa que puede tener un impacto positivo en nuestro entorno de trabajo y nuestros compañeros de trabajo, nuestra familia y amigos y, en consecuencia, nuestras comunidades. A lo largo de la vida, estamos condicionados a ver siempre el lado negativo y a pensar en lo que pudo o ya salió mal, sin apreciar adecuadamente lo que ya está funcionando. Como adultos, tenemos que volver a aprender a ver el mundo desde una perspectiva positiva.

Dentro del contexto de nuestro trabajo, necesitamos adoptar tres premisas básicas en nuestras relaciones entre nosotros, y expandir esas actitudes más allá de Laureate: buenos modales, cortesía y elogio. Al adoptar una actitud más optimista, podemos estar conectados de manera más profunda y transparente con todos los miembros de nuestra red. A medida que este movimiento crezca y lo adoptemos como nuestro estándar diario, se convertirá en una receta inmejorable para el éxito.

Has sido un líder exitoso durante muchos años. ¿Qué principios rectores o lecciones podrías compartir con nuestros más de 60,000 colegas en toda la red?

JR: Me gustaría aprovechar esta oportunidad para compartir algunos principios que han guiado mi carrera desde el principio. La primera lección es priorizar la verdad por encima de todo lo demás. Esta forma de pensar guía mi conducta, siempre priorizando la transparencia y sin olvidar lo que es correcto. Bajo ninguna circunstancia en la vida deberíamos dejar de hacer lo correcto.

En segundo lugar, debemos estar preparados para las decisiones que debemos tomar en la vida, teniendo en cuenta la visión a largo plazo de la organización y no ser cortos de vista, sino centrarnos en el horizonte. Una opción difícil nunca debe posponerse o evitarse, especialmente si esto solo beneficia a corto plazo y no considera la situación macro de la organización.

Finalmente, comprender la misión de tu negocio, el poder de la educación para transformar las vidas de las personas y transformar las naciones. El propósito es la herramienta de motivación más poderosa para una organización y sus miembros.

¿De qué forma está usando Brasil la tecnología para mejorar las experiencias y los resultados de los estudiantes?

JR: En general, el modelo de la educación en todo el mundo todavía está rezagado en el uso de la tecnología para mejorar las experiencias y los resultados de los estudiantes. Una de las razones es que la tecnología es un objetivo móvil, que avanza 100 años en 10 años, y la educación siempre intenta mantener el ritmo mientras hace lo contrario (10 años de progreso cada 100 años). Hay una gran revolución por venir en educación. Por el momento, estamos usando la tecnología disponible no solo para atraer o atender a los estudiantes, sino también para proporcionar una experiencia académica diferenciada en el aula.

En Ciencias de la Salud, por ejemplo, el programa de medicina de la Universidad Anhembi Morumbi (UAM) ofrece una infraestructura moderna, compuesta por laboratorios de alta tecnología con un entorno tridimensional, robots y equipos de realidad virtual, así como un Centro de Simulación Humana. La característica principal es SimMan 3G, un maniquí inalámbrico que se puede utilizar para la práctica. Es un muñeco computarizado, programado para simular diversas reacciones humanas: llanto, convulsiones, sudoración y pupilas alteradas.

También estamos alterando completamente el aprendizaje a distancia en Brasil para lograr una transformación real en la educación digital. Laureate Brasil planea liderar este movimiento de dos maneras: tanto en el acceso como en la metodología, porque el aprendizaje a distancia sigue replicando el modelo de enseñanza presencial. En un mundo en constante cambio de personas altamente conectadas, cada vez es más necesario adaptarse a una nueva realidad de innovación. Para avanzar, estamos creando una estructura basada en tres pilares: crecimiento rápido, experiencia estudiantil y satisfacción del cliente. En el futuro, este modelo servirá como base para las operaciones en otras regiones.

¿Qué significa Here for Good para usted? ¿Cuál es su visión de Here for Good en Brasil?

JR: El espíritu Here for Good debe ser evidente en nuestras acciones y en todo lo que hacemos en Brasil. Lo más importante es tener la sinergia de tres elementos en nuestra misión: estudiantes, docentes y colaboradores trabajando juntos para resolver problemas en la sociedad. Un ejemplo de este compromiso es el proyecto Quere Bem, desarrollado por UniFG en Recife, que fue honrado como ganador de los Premios Here for Good 2017 en la categoría de Docentes/Colaboradores. El proyecto tuvo como objetivo atender las necesidades urgentes de atención médica de los bebés nacidos con microcefalia tras el brote del virus Zika en Brasil en 2015.

Involucrando a toda la comunidad de FG, incluyendo la Clínica Comunitaria de la universidad y el Centro de Práctica Legal, la iniciativa ofrece fisioterapia, nutrición y apoyo psicológico para los niños y proporcionó asistencia psicológica y legal para las familias. Un verdadero esfuerzo comunitario detrás de una causa social.

¿Cuál sería su mensaje final para los colegas de Laureate en todo el mundo?

JR: Me gustaría desearles buena suerte en este viaje para transformar nuestras comunidades en mejores lugares para vivir, practicando el espíritu Here for Good, expandiendo el acceso a una educación de calidad y la empleabilidad, y ayudando a nuestros estudiantes desde el principio y a través de sus carreras. Aprovecho esta oportunidad para decirle a los colegas de Laureate en todo el mundo que Brasil está disponible para todos los que quieran aprender un poco más sobre la importancia de la educación en nuestro país. Este intercambio de conocimiento dentro de nuestra red es fundamental. Al final del día, siempre debemos preguntarnos: ¿qué estoy haciendo por los estudiantes? Si lo sabes, está en el camino correcto. Si no está seguro, será mejor que piense en otra ruta.