Nuestro compromiso con la igualdad.

Por Eilif Serck-Hanssen,
2 de Junio, 2020

Los que vivimos en Estados Unidos observamos con preocupación lo que está sucediendo en Minneapolis y en todo el país. La situación actual nos recuerda lo que ocurrió en Baltimore en 2015 después de la trágica muerte de Freddie Gray mientras estaba bajo custodia policial. Estas imágenes resultan dolorosas y familiares.

Tanto a título personal y en nombre de la comunidad Laureate, reconozco que existe en este país un racismo arraigado e inaceptable. No puedo imaginar el dolor, la tristeza y desolación que siente la comunidad afroamericana hoy, y desde hace muchas semanas, meses, años y décadas atrás. Ser silenciosamente no racistas no es suficiente; necesitamos unirnos con una voz fuerte y unificada, declarando que ya no estamos dispuestos a ser espectadores del racismo y la brutalidad policial contra esta comunidad o cualquier otra comunidad o grupo de personas en nuestro país.

Hoy ofrecemos nuestro apoyo, amor y compasión a la comunidad afroamericana, y nos solidarizamos de manera pacífica con ustedes. Ustedes son nuestros líderes, nuestros colaboradores, nuestros estudiantes, nuestras familias y nuestros conciudadanos. Sepan que los vemos y los escuchamos.

Minneapolis es el hogar de Walden University. Una ciudad donde tenemos una orgullosa tradición de apoyo a la comunidad local. Una comunidad que ahora está sufriendo profundamente. Walden University, con diferencia, ha conferido más títulos de doctorado a profesionales afroamericanos que cualquier otra universidad en los Estados Unidos y tiene un firme compromiso de promover la diversidad, la inclusión y la igualdad. Sabemos que una de las formas de mayor impacto para crear un cambio, es poder sentarse en la mesa de discusión. El hecho contar con un doctorado, está acelerando y extendiendo la influencia de muchos de nuestros graduados. Si bien esto es algo de lo que debemos estar extremadamente orgullosos, siempre hay más trabajo por hacer.

Creyendo en el poder transformador de la educación, reconozco que debemos inculcar en nuestros graduados un sentido de humanidad, responsabilidad y urgencia. Si bien la educación por sí sola no resolverá los problemas sistémicos arraigados que enfrentamos aquí en los Estados Unidos y en todo el mundo, el acceso equitativo a una educación de calidad será fundamental para tener un futuro más brillante.

En toda la red Laureate, hay personas, familias y comunidades que enfrentan desafíos e injusticias cada día. El contexto cambia a través de geografías y culturas, pero la discriminación es demasiado familiar. La fuerza y la resiliencia mostradas por los miembros de la comunidad Laureate, a pesar de las circunstancias más difíciles, son para nosotros una fuente constante de inspiración.

Como empresa, continuaremos utilizando nuestra plataforma para ser activamente no-discriminatorios en todo lo que hagamos, defenderemos la diversidad, la inclusión y la igualdad en nuestro lugar de trabajo, e inspiraremos a una generación de graduados para que continúen promoviendo estos principios en su trabajo y en sus comunidades.

La promesa de los Estados Unidos es un orgullo para tantos ciudadanos y lo que nos ha llevado a muchos de nosotros a inmigrar aquí. Lo que sucede en los Estados Unidos se siente en todo el mundo, y

ahora todos los ojos están puestos en nosotros. Es nuestra responsabilidad ser parte del avance hacía una nación más justa e igualitaria para todos.

Hoy como todos los días, en nuestra comunidad Laureate y más allá, Black Lives Matter.