Lanzando un Modelo Para Casas de Maternidad en África

Jonas Nguh, alumno de Walden University y actual docente adjunto de la facultad de enfermería, tiene un corazón para servir, demostrado por su constante impulso de iniciar programas significativos, adquirir nuevos conocimientos y servir a los demás sin importar dónde vaya. Originario de Camerún y ahora residente de Baltimore, Maryland, recientemente lanzó un modelo para las casas de maternidad en el África subsahariana, y debido a la claridad y éxito del enfoque, el modelo ha sido ya adoptado en cuatro países: Senegal, Zambia, India y Uganda.

Al crecer en Camerún en una familia de solo mujeres, Nguh era muy consciente de los enormes riesgos que enfrentan las mujeres, particularmente las madres. Nguh es enfermero de formación y obtuvo un doctorado en Salud Pública de Walden University. A medida que desarrolló sus conocimientos académicos sobre la atención médica, sabía que tenía que haber una mejor forma de cuidar a las madres y también apoyar a las comunidades.

“He visto de primera mano cómo muchas veces las mujeres son marginadas”, dijo Nguh. “Las estadísticas sobre la salud materna en África eran asombrosas para él, señala que en los países en desarrollo la tasa de mortalidad materna es de 230 mujeres por cada 100.000 nacimientos, en comparación con las tasas de mortalidad materna de 16 mujeres por cada 100.000 nacimientos en países desarrollados.

El modelo que Nguh desarrolló se enfoca en los principios microeconómicos y es una cooperativa comunitaria, lo que hace que todos los involucrados se sientan dueños del espacio físico y, eventualmente, de la salud de las mujeres en su comunidad.

El modelo se presenta como una instalación obstétrica residencial donde las mujeres pueden permanecer antes del parto y recibir toda la atención médica que necesitan. Es verdaderamente un esfuerzo comunitario, ya que se sustenta en parte por actividades remuneradas que realizan otras mujeres de la comunidad, como jardinería, crianza de animales y apicultura. La sostenibilidad a largo plazo de este modelo era el factor más importante para Nguh, y se siente motivado de ver su modelo adoptado en otros países y contextos. Nguh estima que el modelo ha tenido un impacto en más de dos millones de personas.

Este esfuerzo para mejorar la salud materna en su África natal no es el único proyecto de servicio que Nguh ha asumido en los últimos años; ha estado creado y liderado proyectos comunitarios toda su vida, motivado por su pasión de devolver algo a la sociedad. Desde que llegó a los Estados Unidos cuando era joven, le apasionaba ayudar a otros inmigrantes a adaptarse a sus nuevas vidas. Esto lo llevó a iniciar una organización sin fines de lucro que conecta a los inmigrantes con servicios y apoyo en sus localidades.

Identificó también la falta de apoyo para las personas con discapacidades de desarrollo trabajando como enfermero en un centro de vivienda asistida. Luego inició un pequeño centro de vivienda asistida en Baltimore para intentar abordar este problema en particular. También viajó a Haití en 2010 para servir como socorrista después del terremoto. Como docente de enfermería, desafió a sus estudiantes a iniciar sus propios proyectos de servicio, apoyando a un proyecto particularmente fuerte que recaudó más de un millón de dólares para proporcionar vacunas a los refugiados de todo el mundo. Con este historial de servicio, unirse al cuerpo docente de Walden University resultó algo muy natural.

“Siempre me he sentido identificado con la misión de cambio social de Walden”, dijo Nguh. Esto no es sorprendente dada su trayectoria personal de servicio, una historia que él espera sirva de inspiración a sus estudiantes y a todos con quien tenga contacto.