La educación cambiando al mundo – un estudiante a la vez

Cuando conoces a Joao Fernandes, puedes notar rápidamente su sonrisa contagiosa. Se dice que ilumina la habitación en la que está.

Pero lo que no se puede ver detrás de esos ojos brillantes y amplia sonrisa es alguien que ha tenido que superar muchos obstáculos en la vida. Nacido en Río de Janeiro, Brasil, Fernandes pasó su infancia en la Rocinha, una de las favelas (barrios marginales) más grandes y peligrosas en América Latina. Algunos de sus primeros recuerdos incluyen el presenciar guerra y conflictos violentos a pocos pasos de su casa.

“Recuerdo que un día estaba en casa con mi abuela y mi tía”, dice recordando una historia de su infancia. “Estaba viendo una película y se apagaron todas las luces de nuestra comunidad. Luego escuchamos disparos y explosiones, creo que de granadas. Mi abuela me agarró y me escondió debajo de la cama de mi tía. Estaba aterrorizado, pero recuerdo a mi abuela diciendo: “la tristeza puede durar una noche, pero la felicidad llegará con la mañana”.

Cuando las tensiones se incrementaron en la favela, su abuela supo que tendrían que mudarse para garantizar su seguridad. A los 8 años, Fernandes abandonó el único hogar que había conocido. Sin embargo, en Itanhanga, en la zona oeste de Río, un hogar mucho más seguro significaba que Joao podría enfocarse en algo más importante: la educación.

“Mi abuela era maestra y siempre enfatizaba la importancia del aprendizaje”, dice Joao. Afortunadamente para ella, la escuela era algo que Joao había disfrutado desde Siempre. “Siempre me ha gustado estudiar. Me encantaba ir a la escuela y estar rodeado de otros niños para aprender y jugar “. Habiendo tenido mucho éxito en la escuela primaria y secundaria, Joao se enfrentó a su siguiente desafio.

Joao Fernandes participando en la reunion de empleados Laurate Town Hall el 14 de junio, 2019

“Miré a las personas a mi alrededor y vi que no podían lograr cosas debido a su falta de educación”, recordó Fernandes. “Lo que me motivó fue el sueño de ser profesional y tener una carrera”.

Pero sus escuelas soñadas eran demasiado costosas. No quería ir a una institución pública debido a las constantes protestas y al descontento político que obstaculizan el progreso académico de los estudiantes en estas instituciones. “A veces las protestas podrían ser tan grandes que una universidad cerraría durante varios semestres. Busqué instituciones privadas porque podría continuar mis estudios a un ritmo regular “.

Inesperadamente, Joao descubriría el lugar perfecto.

“No fue hasta que escuché a dos mujeres hablando, en el gimnasio, sobre estudiar en IBMR”.

Cuando Joao tenía 17 años, el Centro Universitario IBMR recién se había unido a la red Laureate.

“Visité el campus, vi la Oficina Internacional, y supe de inmediato que estaba en el lugar correcto”.

La matricula mensual seguía siendo considerablemente costosa para la familia de Joao, pero mucho más asequible que otras instituciones privadas en Brasil.

“Recuerdo que mi abuela me preguntó” ¿esto es lo que realmente quieres? “. Cuando dije ” sí “, ella contesto,” entonces encontraremos la manera de pagarlo”.

La abuela, la madre y la tía de Joao dividirían su matrícula entre ellas durante los próximos cuatro semestres, cuando surgió una oportunidad en el lugar que había inspirado su búsqueda de educación superior.

“Me seleccionaron como pasante en la Oficina Internacional de IBMR y obtuve una beca”.

Como Pasante, a Joao no le llevó mucho tiempo obtener su primera experiencia en el extranjero. Visito Kendall College, en ese momento una institución de la red Laureate con sede en Chicago, para asistir a un breve programa de verano. En 2017, fue invitado a asistir al mismo programa, esta vez como coordinador invitado.

“Esto fue invaluable, era importante obtener experiencia viajando a un lugar que era diferente al mío. La razón por la que estoy interesado en asuntos internacionales es mi deseo de conectar a personas de todo el mundo y tener intercambios culturales”.

Joao Fernandes

Joao terminó su licenciatura en 2017 y su maestría en administración de empresas en IBMR a principios de 2019. Actualmente está completando una pasantía de un año en la sede de Laureate International Universities en Baltimore, Maryland gracias a Atlas Corp, una organización sin fines de lucro la cual provee a jóvenes lideres la oportunidad de vivir, aprender y trabajar en los Estados Unidos; y llevar nuevas habilidades y una vasta red de contactos inspiradores a su país de origen. Como miembro de Laureate, Joao ofrece valiosos comentarios y perspectiva estudiantil en su rol dentro del equipo de comunicaciones global.

“Laureate se fundó en la creencia de que el acceso a una educación superior de calidad cambia vidas; Joao es un ejemplo perfecto de esta creencia. “Como resultado directo de su tiempo de estudiar en IBMR, ahora está cumpliendo su sueño de trabajar internacionalmente y hacer una contribución en una escala más grande de lo que él y su familia creían posible”.

Adam Smith, vicepresidente de Comunicaciones de Laureate.

Joao también encabeza la campaña #100LaureateStudents, entrevistando a estudiantes extraordinarios en la red Laureate y destacando sus éxitos y logros a través de las redes sociales de la compañía.

“Veo esto como una forma para que Laureate, que me ha brindado muchas experiencias, tenga acceso a la perspectiva de los estudiantes. Mientras más estudiantes asistan a reuniones y compartan su visión con nuestro liderazgo, Laureate podrá brindar más espacios para aprender, crecer y crear “.

Joao dice que no se detendrá con dos títulos. Espera continuar su educación obteniendo otra maestría, esta vez en comunicaciones internacionales.

“El futuro es brillante para Joao, y seguimos comprometidos en brindarle a él, y a cientos de miles de estudiantes de nuestra red, las herramientas y experiencias que necesitan para prosperar”, dijo Adam Smith.