Inspirando a Niños en Situación de Riesgo en Perú a Soñar más Allá de sus Sueños

Cumpliendo una promesa de vida que hizo después de presenciar el devastador terremoto de 2010 en Haití, Andrea Cruz retornó a Perú y fundó One for Others, una organización sin fines de lucro que busca devolver a los niños en condiciones de pobreza extrema la capacidad de soñar y lograr un futuro mejor. 

Poco tiempo después del devastador terremoto de 2010 en Haití, Andrea Cruz, originaria de Perú pero estudiando una licenciatura en Teología en Baton Rouge, Luisiana, viajó a la isla caribeña para participar como voluntaria en los esfuerzos de restauración. Ayudar a entregar alimentos, agua y medicamentos a los orfanatos locales llenó a Andrea con un profundo sentido de propósito. “Después de Haití, supe que había encontrado mi misión de vida”, dijo Andrea. “Cuando regresé a Perú, prometí dedicar mi vida a ayudar a los niños necesitados, pero no sabía por dónde empezar ni tenía las herramientas para hacerlo”. Se inscribió en la UPC y realizó una maestría en Gestión y Administración de Proyectos, donde logró aprender más sobre los desafíos y la realidad de crear una exitosa organización sin fines de lucro. Y en el año 2012, fundó One for Others.

Hoy día, con una red de más de 300 voluntarios, One for Others beneficia a miles de niños y familias de bajos ingresos en las afueras de Lima a través de distintos programas sociales y talleres, campañas de caridad y una casa hogar para niñas llamada “Hope House Perú”. Su misión es recordarles a los niños que sus vidas tienen valor y que un futuro brillante es posible. Ya sea repartiendo  mochilas llenas de útiles escolares, juguetes o alimentos, las donaciones hechas por One for Others son solo una puerta de entrada para ganar la confianza de los niños. “Nuestro verdadero objetivo es inspirar a los niños a tener un sentido de amor propio, y lo hacemos impartiendo valores y principios como la honestidad, la empatía y el cuidado de los demás”, explica Andrea. 

Un estudio realizado recientemente por One for Others con niños peruanos de entre 6 y 10 años, destaca la importancia del cambio de mentalidad en los niños. En el estudio se les formuló a los niños la siguiente pregunta: “¿Qué te gustaría ser cuando seas grande?” En los niños de familias de clase media, las respuestas típicas incluyen: “Quiero ser arquitecto / doctor / astronauta / actor / cantante.” Tristemente, al hacer la misma pregunta a niños que viven en extrema pobreza, se mostraban avergonzados, incapaces de responder o de imaginar un mejor futuro para ellos mismos. A menudo, lo que si respondían simplemente decían: “Quiero ser delincuente como mi hermano/padre/tío.” Es en este espacio que One for Others busca hacer una diferencia.

One for Others cree firmemente que los niños son el futuro. “Si cambiamos la mentalidad de un niño con amor, cuidado y atención, y les damos las herramientas y el apoyo para que crezcan en conocimiento y salud, les demostramos que los sueños se hacen realidad y se podrán convertir en los líderes que cambiarán nuestro mañana.”