Ganadora de los Premios Here For Good 2013 Continua la Lucha Contra el Cáncer Cervical

La egresada de la Universidad del Valle de México (UVM) Patsy Pamela Ordoñez fundó la Fundación Nacional para el Cáncer Cérvico Uterino (FUNACC) en 2010. FUNACC tiene como objetivo prevenir los casos de cáncer cérvico uterino sensibilizando y vacunando a hombres y mujeres, especialmente de poblaciones de bajos ingresos, contra el virus del papiloma humano (VPH), principal causa de cáncer cervical.

Desde entonces, la ganadora de la edición 2013 de los Premios Here for Good ha continuado sus esfuerzos incansables para prevenir el cáncer de cuello uterino. En agosto, Ordoñez y su equipo de voluntarios vacunaron a más de 1800 hombres y mujeres contra el VPH. Los beneficiarios provienen de los estados mexicanos de Puebla, Estado de México y Michoacán.

Ordoñez ha sido voluntaria en organizaciones relacionadas con la salud desde que tenía 15 años. En 2009, se graduó del programa de Ciencias de la Comunicación de UVM. Durante un curso de emprendimiento en la UVM, se le pidió que desarrollara un modelo comercial para una empresa, en cambio, Ordoñez desarrolló la idea de una fundación para apoyar la salud de la mujer.

Aunque su idea inicial era centrarse en la violencia de género o el cáncer de mama, después de una investigación más exhaustiva, encontró que existía una alta incidencia de VPH, cáncer de cuello uterino y no había suficientes organizaciones que apoyen estas causas. Así nació FUNACC.

“En nuestro primer año, mientras aún desarrollábamos el modelo operativo, comenzamos a ir a las comunidades y escuchar a las personas. Como estudiante de comunicaciones, mi principal objetivo era proporcionar información, mi madre y yo hablamos con las mujeres de las comunidades sobre cómo prevenir la enfermedad”.

“Una vez que los convencí de que tenían que cuidarse a sí mismos, la cuestión era cómo. No tenían fácil acceso a ginecólogos o clínicas. Solicité la ayuda de algunos de mis amigos médicos que me brindaron consultas gratuitas, sin embargo, esto no fue sostenible. Al final, el costo de los suministros médicos y la atención eran demasiado altos”, dijo Ordoñez.

Con el tiempo, a través de la venta y administración de vacunas, FUNACC logró recaudar capital para establecer una clínica ginecológica para mujeres de diferentes regiones de México. Las mujeres comenzaron a acudir a la clínica, sin embargo, FUNACC no estaba llegando a las mujeres más vulnerables que no lograban acudir a la clínica debido a la distancia y el transporte. Fue entonces cuando Ordoñez decidió cambiar el modelo operativo de FUNACC.

Hoy en día, el equipo de FUNACC lleva a los médicos a regiones aisladas o vulnerables para proporcionar atención médica dos veces al mes. Desarrollan campañas extensas de vacunación y conciencia en comunidades donde la información es escasa.

Haga clic aquí para obtener más información sobre el trabajo de FUNACC en la lucha contra el cáncer de cuello uterino.