El recorrido de aprendizaje digital de Laureate: prosperando en la incertidumbre

Como nuestras universidades lograron responder rápida y efectivamente a la pandemia del COVID-19

Por Eilif Serck-Hanssen
30 de abril de 2020

La pandemia de COVID-19 ha afectado a casi todos los sectores y empresas de todo el mundo y la educación superior está experimentando un impacto significativo. Poco después de que la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia global, millones de estudiantes debieron abandonar las clases presenciales en sus campus y pasar abruptamente al aprendizaje en línea.

Algunos han criticado la velocidad con la que las instituciones lograron hacer esta transición, diciendo que el sector educativo en general carecía de un compromiso para identificar, explorar e implementar soluciones innovadoras para brindar educación de calidad en formato digital a sus estudiantes.

Si bien esto puede ser cierto para algunos, no ha sido el caso de las instituciones Laureate. Me siento verdaderamente orgulloso de nuestra red y de la capacidad de nuestros docentes, colaboradores y estudiantes para adaptarse rápidamente, sin comprometer de ninguna manera la calidad del aprendizaje.

Bien posicionados para hacer la transición a 100% en línea, independientemente del COVID-19

Nuestra exitosa transición al aprendizaje 100% en línea no se debió únicamente a la presión de la pandemia y a la rápida acción y el trabajo duro de nuestros equipos. Anteriormente habíamos desarrollado una estrategia global de aprendizaje digital implementada mucho antes del COVID-19; esta estrategia ha sido una de nuestras principales prioridades de negocios durante varios años. Las inversiones detrás de esta estrategia incluyeron soluciones tecnológicas escalables y capacitación de nuestros docentes y colaboradores en desarrollo de contenido digital y enseñanza en línea. Como parte de esta estrategia, la mayoría de nuestros estudiantes contaba ya con experiencia en modalidades de enseñanza mixtas, híbridas y 100% en línea. Todas nuestras instituciones aprovecharon estas capacidades inmediatamente después del brote de COVID-19, resultando en mínimas interrupciones para nuestros estudiantes, que lograron continuar sus programas educativos en un entorno de aprendizaje en línea de alta calidad.

Durante los últimos cinco años, Laureate ha desarrollado la disciplina necesaria para pasar de forma rápida, eficiente y efectiva de programas presenciales a programas en línea para garantizar la continuidad de la enseñanza.

En 2014, solo el 3% de las horas de contacto docente en nuestras instituciones presenciales se ofrecieron en formato digital (incluyendo experiencias de aprendizaje 100% en línea, híbridas y mixtas). Ese mismo año, establecimos una meta de cinco años para aumentar la proporción de horas de enseñanza digitales al 25%. Alcanzamos ese objetivo pronto, y para fines de 2019, el 28% de las horas clase se desarrollaron en línea.

Las instituciones Laureate se han beneficiado enormemente de nuestras iniciativas holísticas de transformación digital, como el despliegue de una plataforma LMS conjunta, diseñada para apoyar el crecimiento y la integración exitosa de la enseñanza y el aprendizaje en línea en toda la red. Hoy, nuestras instituciones aprovechan el poder de la red Laureate para desarrollar soluciones de programas digitales que se pueden compartir entre las instituciones.

Aprendizaje durante el COVID-19

A través de una infraestructura tecnológica estable y el desarrolo de múltiples modalidades de aprendizaje en línea, nos hemos convertido en expertos en enseñanza y aprendizaje digital. Hemos desarrollado colectivamente miles de cursos en línea, integrando nuevas tecnologías de instrucción (por ejemplo, realidad aumentada y virtual, aprendizaje adaptativo), maximizando el aprendizaje de los estudiantes y la adquisición de competencias clave.

Hoy, para responder a las demandas del COVID-19, nuestras instituciones han adoptado un modelo mixto de enseñanza en el que se combinan los beneficios del aprendizaje sincrónico y asincrónico, con un conjunto de plataformas como Blackboard Learn y Blackboard Collaborate. A diferencia de muchas otras universidades de todo el mundo, las instituciones Laureate no dependen únicamente del aprendizaje sincrónico, que a menudo puede plantear desafíos a los estudiantes con un ancho de banda limitado. Nuestras inversiones previas en instrucción digital, junto con nuestro compromiso continuo con el aprendizaje en línea de calidad, nos permiten complementar la instrucción síncronica en tiempo real con los beneficios de un contenido atractivo y de alta calidad impartido por medios asincrónicos.

Un estudio de caso de la Universidad del Valle de México (UVM)

Es importante destacar que nuestras instituciones han confiado en su innovación y adaptabilidad para avanzar en la calidad del aprendizaje, incluido el desarrollo de laboratorios y otros cursos prácticos. Por ejemplo, UVM en México ha cambiado la modalidad de sus laboratorios prácticos y cursos aplicados para que los estudiantes puedan desarrollar las habilidades y competencias esperadas en estos programas. La universidad ha implementado simulaciones y demostraciones de laboratorio de última tecnología, en colaboración con proveedores de tecnología educativa para garantizar que los estudiantes continúen recibiendo instrucción de alta calidad y dominio de competencias claves.

Apoyando a nuestros docentes y estudiantes

Además de la innovación tecnológica, todas las instituciones Laureate han implementado prácticas efectivas para garantizar una experiencia de aprendizaje ininterrumpida y de alta calidad para los estudiantes.

En Walden University, los docentes y colaboradores reconocieron de inmediato la necesidad de modificar el desarrollo de prácticas clínicas requeridas y experiencias de residencia. En solo 48 horas, Walden logró brindar soluciones mejoradas digitalmente para satisfacer las necesidades de más de 13,000 estudiantes. Las tasas de participación y de satisfacción nunca han sido tan altas.

En la mayoría de nuestras instituciones internacionales, más del 90% de nuestros docentes han sido capacitados en métodos efectivos de desarrollo de instrucción digital para optimizar la experiencia en línea.

Todas las instituciones mantienen una comunicación constante con docentes y estudiantes para determinar la mejor manera de continuar mejorando el entorno de aprendizaje, y estamos monitoreando indicadores clave en todas nuestras instituciones para garantizar altos niveles de participación y satisfacción de los estudiantes.

Finalmente, en los casos en que un gran número de nuestros estudiantes corrían el riesgo de no poder continuar su aprendizaje en línea debido a la conectividad limitada, hemos intervenido para proporcionar este acceso. Solo en Chile, más de 6,000 estudiantes han recibido equipo y soporte de conectividad, así como miles de estudiantes en otras partes de América Latina.

Nuestro futuro

Continuaremos realizando inversiones significativas en innovación y mejores prácticas para mejorar la calidad del aprendizaje que ofrecemos a nuestros estudiantes para garantizar que estén bien preparados para los desafíos de un futuro más allá de COVID-19.

Desde la mejora continua de las experiencias de enseñanza digital hasta la evaluación de la aplicación de innovaciones tecnológicas emergentes en el aprendizaje de los estudiantes, seguimos comprometidos a explorar nuevas y efectivas formas para mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Esta pandemia, nos recuerda que este compromiso e inversión significativa en innovación para el aprendizaje no solo están justificados, sino que son necesarios. El papel de la educación es fundamental para responder a una crisis y ayudar a desarrollar soluciones a los mayores desafíos del mundo. Superar la crisis COVID-19 y las crisis futuras, requiere el conocimiento técnico, la habilidad y la experiencia de una fuerza laboral bien educada. En Laureate, asumimos con mucha seriedad nuestra responsabilidad de seguir formando y granduando a estudiantes preparados para guiranos a través de los desafíos más complejos de nuestro futuro.