Conozca a los Prates: Una familia que estudia junta, tiene éxito junta

Para muchos jóvenes, la universidad es la primera oportunidad de experimentar la independencia familiar, pero Victórya dos Reis Prates, de 22 años, se encuentra muy a menudo con sus padres en el campus. Y es que Victórya, estudiante de enfermería, asiste a la misma universidad donde estudian sus padres. 

“Ellos se comportan bien y no me hacen pasar verguenzas”, dice Victórya en son de broma. “Esto es muy normal para mí, ya que siempre hemos estado juntos en todas partes. Aunque muchas personas piensan que es algo extraño, nos admiran y nos felicitan por estar juntos en esta aventura.”

Luís Carlos Siqueira Prates, de 57 años, y Reginara dos Reis Prates, de 54, habían renunciado a sus sueños de tener un título universitario luego de casarse y tener hijos. Eso cambio cuando Victórya, la menor de sus tres hijos, abandonó la escuela secundaria. En ese momento, Luis Carlos emprendió una misión para motivar a su hija a retomar sus estudios.

“Todo comenzó con nuestro deseo de ayudar a Victórya a retomar sus estudios”, dijo Luís Carlos.

“Cuando mi padre decidió volver a estudiar para obtener su certificado de equivalencia de educación secundaria, me di cuenta que lo estaba haciendo para alentarme a hacer lo mismo”, dijo Victórya. Motivada por el ejemplo de su padre, ella decidió estudiar para el mismo certificado que eventualmente recibirian al mismo tiempo.

Pero su deseo de estudiar no terminó allí. “El sueño se hizo más grande y más fuerte, ¡y ahora asistimos juntos a la universidad!”, comento Luís Carlos. Victórya y su padre se matricularon en el Centro Universitário FADERGS. Y por si fuera poco, su madre decidió también asumir el mismo desafío.

“Ella [Victórya] no estaba convencida al iniciar sus estudios, y decidimos tomar el examen de admición junto a ella para darle el apoyo que necesitaba”, dijo Reginara. “Despúes llegamos a la conclusion que podíamos utilizar el deseo de nuestra hija de asistir a la universidad como motivación para volver a empezar.”

Al igual que su hija, los Prates decidieron estudiar una carrera en el área de ciencias de la salud en FADERGS, en Porto Alegre, la capital de Rio Grande do Sul en el sur de Brasil. Luís Carlos  estudia fisioterapia y le gustaría trabajar en un hospital y brindar atención a pacientes en su hogar mientras Reginara está trabajando para cumplir el sueño de su infancia y convertirse en psicóloga.

“Cuando era más joven, ni siquiera pensaba que podría aprobar el examen de admisión. Ni siquiera tenia una idea de como sería, pero en mi mente estaba convencida que nunca lo lograría”, dijo Reginara. “Este es un sueño hecho realidad para mí. A medida que envejeces obtienes más experiencia, por lo que podré trabajar como psicóloga por muchisimos años mas.”

Los Prates se han encontrado con muchos retos en su sueño de obtener un título universitario. Encontrar un balance entre el trabajo y el estudio solo ha sido posible gracias al apoyo que reciben el uno del otro y de la comunidad de FADERGS.

“Además de ayudarnos con el conocimiento académico y facilitar nuestro ingreso a la educación superior, los docentes y colaboradores nos han brindado siempre mucha atención y cuidados”, dijo Reginara.

Aunque para Victórya ya es normal estudiar junto a sus padres, hay un reto delicado para ella: “¡Es muy difícil para mi saltarme una clase!”, comentó en broma.

Los Prates esperan servir de inspiración a otras familias que sueñan con ingresar a la educación superior y lograr un impacto en su comunidad.

“Creemos que cada uno de nosotros, a nuestra propia manera, adquirirá el conocimiento para tener un desempeño profesional sólido que sea útil para la sociedad en Brasil o en cualquier otro lugar”, dijo Reginara. “Queremos hacer nuestra carrera y dejar que la vida nos guíe también”.