Cerrando la Brecha Educativa para Niños de Comunidades Pobres en Turquía

Después de participar en un programa de responsabilidad social en los Estados Unidos con jóvenes líderes de todo el mundo, Simay Sali Sevik regresó a su natal Turquía comprometida a encontrar nuevas formas de crear más oportunidades de aprendizaje para los jóvenes del país. Cinco años después, su organización Yarina Umut Ol (Esperanza para el Mañana) apoya a los niños que viven en comunidades desfavorecidas para cerrar la brecha en la desigualdad educativa. 

En 2013, mientras estudiaba negocios y economía en Istanbul Bilgi University, Simay Sali Sevik fue seleccionada como líder estudiantil para participar en un programa de responsabilidad social en la Universidad de Massachusetts en los Estados Unidos. La oportunidad no solo le permitió aprender más sobre el impacto social, sino también la expuso a diferentes culturas y abrió su mente para pensar en nuevas maneras de ayudar a superar muchos de sus desafíos.  

“Durante mi estadía en los Estados Unidos, comencé a ver el mundo como un rompecabezas, cada uno de nosotros es una pieza única y cuando se combinan, nos convertimos en una hermosa obra de arte”, comentó Simay. “Cada uno de nosotros tiene diferentes desafíos o problemas, pero podemos encontrar soluciones ayudándonos unos a otros”.

Al regresar a Turquía, buscó oportunidades para marcar una diferencia en las zonas rurales de Turquía. Al encontrar pocas oportunidades, buscó la ayuda de un amigo cercano y juntos aplicaron a una subvención para organizar un festival deportivo en Diyarbakir, un pueblo al este de Turquía. El dúo recibió la subvención y el festival deportivo fue un éxito rotundo, involucrando a jóvenes desfavorecidos en la comunidad local. La experiencia ayudó a Simay a darse cuenta de que tenía la capacidad de generar un impacto real, se sentía especialmente conmovida al saber que muchas niñas en las aldeas más pequeñas no podían obtener una educación debido a las obligaciones familiares. Después de organizar varios eventos exitosos, incluida la celebración de una feria de ciencias, Simay y Berin Yildirim fundaron Yarina Umut Ol.

Actualmente, Yarina Unut Ol opera en nueve aldeas en Turquía con más de 70 voluntarios. La organización tiene dos objetivos principales. El primero es proporcionar material educativo y libros a las escuelas de las aldeas a través de las redes sociales y hacer una conexión entre maestros que necesitan material escolar y personas dispuestas a ayudar. El segundo objetivo consiste en crear proyectos socialmente responsables, bibliotecas, laboratorios de ciencias y campos deportivos en la comunidad. 

Si bien la organización ha crecido significativamente en los últimos dos años, la visión de Simay es audaz: llegar a cada escuela en Turquía para garantizar que cada estudiante tenga acceso a libros, bibliotecas y otros recursos necesarios para recibir una educación de calidad. Su visión es llevar a la organización a una escala global, brindando oportunidades para que otros se unan a la lucha para superar las barreras a la educación en todo el mundo. Para lograr este sueño, Simay se ha dedicado de lleno a la causa. Recientemente dejó su trabajo en CNN para estudiar una maestría en Administración de ONGs en City University en Londres. Espera utilizar los conocimientos adquiridos para expandir el trabajo de Yarina Umut Ol a comunidades en toda Turquía y el mundo.